25 jul. 2012

ELIMINACIÓN DE OLORES CON OZONO

El olor no es más que la percepción que tenemos de determinadas moléculas, bacterias, esporas… que se hallan en el aire que respiramos. Esta percepción se produce porque existe en el aire una cantidad suficiente y superior a un valor umbral que provoca que podamos discernir y diferenciar su olor del habitual del aire.

El empleo de ozono es un método eficaz para eliminar olores más o menos desagradables provocados por compuestos que proceden de muy diversas fuentes: restos orgánicos y su descomposición, orines, sudor, humo y tabaco, cocinas, gasolina…  La gran diferencia respecto de otros sistemas o mecanismos es que el ozono no camufla el olor sino que lo destruye por oxidación.

La oxidación es una reacción “electroquímica” mediante la cual los compuestos pierden electrones y se transforman en otros distintos. Esta pérdida de electrones es la que modifica las sustancias transformándolas en otras cada vez más simples y menos perjudiciales que dejan de contaminar y de tener olor. En el caso de microorganismos como bacterias, mohos y virus, el ozono los ataca de igual manera, captando electrones de los compuestos que constituyen su membrana externa protectora, lo que conduce a desestabilizar su metabolismo y a provocar finalmente su muerte.



Un aspecto muy relevante a tener en cuenta es que el ozono no deja huella tras el tratamiento. Desaparece después de actuar frente a los compuestos asociados al olor y no deja ningún residuo ya que tras oxidarlos se transforma en oxígeno. De igual manera, la inestabilidad del ozono hace que tienda a convertirse en oxigeno en el medio en intervalos de tiempo de minutos.

La eficacia del ozono está asegurada en el campo de la higienización y eliminación de olores aunque para ello es preciso que se cumplan ciertas condiciones. Para conseguir un rendimiento elevado de desinfección e higienización se necesita, por un lado, un diseño adecuado de los equipos de generación de ozono y, por otro, unas condiciones de aplicación favorables.

Los generadores de ozono que fabricamos en EUROZON están diseñados para  higienizar habitaciones y espacios con olores persistentes dentro de distintos sectores tanto industriales como domésticos. Nuestros años de experiencia nos han llevado a una optimización continua de los sistemas y equipos que además adaptamos a cada situación y aplicación concreta para lograr los mejores resultados.

INTRODUZCA SU E-MAIL A CONTINUACIÓN PARA INSCRIBIRSE A NUESTRO BLOG: