20 jul. 2012

Negocio con la venta de derechos de emisión de CO2

El objetivo de los derechos de emisión de CO2 en Europa es combatir el cambio climático provocado por la emisión de este gas y otros de efecto invernadero y también llegar, en el futuro, a algún tipo de mezcla del mercado financiero tradicional con otro de tipo ecológico en el que se compensen las ganancias económicas con el beneficio o el deterioro del medio ambiente que estas provocan. Así se estableció en 2005 el mercado de derechos de emisión de CO2. Los países miembros tienen derecho a emitir una cierta cantidad de gases de efecto invernadero que no pueden exceder a no ser que compren este derecho a otros países que, por el contrario, emitan menos que su límite correspondiente y que, de esta manera, pueden beneficiarse de su buen hacer medioambiental vendiendo las toneladas de gas que han dejado de emitir respecto de las toneladas límite. Los países distribuyen por sectores y por empresas las toneladas de CO2 que pueden permitir y luego son ellas las que negociarán su compra o venta según entiendan que necesiten contaminar más o menos.




Además, a pesar de su desconocimiento general, este mercado esta abierto a cualquier persona, especulador u organización que puede vender y comprar estos derechos y funciona como, cabe esperar, en función de la oferta y la demanda. Es interesante explicar que para calcular las emisiones se tiene en cuenta también el nivel de absorción y eliminación de CO2 que tiene cada país a través de sus bosques y vegetación.

En este mercado, de forma similar a la bolsa o al funcionamiento de un banco, el precio de la tonelada de CO2 varía y también existen robos, como los que en los 2 últimos años han hecho que algunos hackers birlaran cerca de 4 millones de euros en derechos de emisión.

Ahora que la crisis ha detenido una parte notable de la actividad industrial vuelve a entrar en controversia el tema de mercado del CO2 en la Unión Europea ya que el precio de la tonelada está bajando abruptamente de 10 euros el año pasado o poco más de 3 este mes. Esto significa que contaminar les sale más barato a las empresas más sucias. Amparándose en la gran oferta de CO2 disponible, consecuencia, parece evidente, de la falta de actividad en Europa, pueden comprar más barato el exceso de gases contaminantes que les será más fácil emitir.

Visita la página web http://www.sendeco2.com/index.asp para más información sobre la evolución del precio del CO2.

INTRODUZCA SU E-MAIL A CONTINUACIÓN PARA INSCRIBIRSE A NUESTRO BLOG: